El tabaco y la sal se relacionan con el reflujo gastroesofágico
Diario La Tercera14 Nov. 2004


Un estudio realizado por científicos del Hospital Karolinska, de Estocolmo,ha demostrado que ni el café ni el té están implicados en los síntomashabituales del reflujo gastroesofágico, ni en sus causas. Redacción El tabaquismo combinado con una dieta alta en sal aumenta significativamenteel riesgo de sufrir reflujo gastroesofágico. Sin embargo, el té y elalcohol, culpados habitualmente, tienen muy poco impacto en los síntomas,según un estudio coordinado por Magnus Nilsson, del Departamento de Cirugíadel Hospital Karolinska, de Estocolmo, en Suecia, que se publica en elúltimo número de la revista Gut. El reflujo gastroesofágico es un trastorno digestivo muy común cuyossíntomas surgen cuando los ácidos gastrointestinales ascienden por elesófago, debido a un músculo debilitado en la parte baja del esófago: elcardias.

Los síntomas típicos incluyen ardor de estómago, molestiasdigestivas e incluso problemas respiratorios. El estudio tomó como base a 47.556 personas que habían participado en dosencuestas sobre salud pública en Nord-Trondelag (Noruega). En la primera,realizada entre 1984 y 1986, participaron 74.000 personas, y en la segundamás de 65.000 entre 1995 y 1997. En esta segunda encuesta, 3.153 personas se quejaron de sufrir ardor deestómago y reflujo; en los siguientes doce meses se les diagnóstico elreflujo gastroesofágico. Su edad media era de 52 años

. Se les preguntó sobresu forma de vida, incluyendo la dieta, el ejercicio, y el consumo de tabacoy alcohol. Sus resultados fueron comparados con las 40.210 personas sinsíntomas y con una media de edad de 48. Según el estudio, el tipo de vida está fuertemente ligado a los síntomasprovocados por el reflujo. Los fumadores que no abandonaron el hábitodurante más de 20 años tenían un 70 por ciento más de posibilidades desufrir la patología que los no fumadores.

Se ha comprobado que una dietaalta en sal es un gran factor de riesgo; los que normalmente añaden sal alas comidas cuentan con un 70 por ciento más de posibilidades de padecer elreflujo y con un 50 si además comen carne o pescado salado tres veces porsemana. Sin embargo, ni el té ni el café, independientemente de la cantidadingerida, aumentan el riesgo. La dieta ayuda a prevenir Algunos estilos de vida parecen proteger a los pacientes.

El consumo regularde pan negro rico en fibra y 30 minutos de ejercicio vigoroso al menos unavez a la semana reducen a la mitad el riesgo de sufrir reflujogastroesofágico. Esto podría deberse al hecho de que la fibra limpia grandescantidades de óxido nítrico en el estomago, producido por los nitratos de ladieta.

Además, el óxido nítrico relaja el músculo de la parte baja delesófago, lo que favorece el reflujo. Los grandes bebedores de café tienen un40 por ciento menos de riesgo de padecerlo que los que beben una o dos tazasal día. Los expertos han apuntado que los pacientes con la enfermedad suelenabstenerse de beber café, lo que quizá encubra los resultados.




 
 
Luís Thayer Ojeda 0191 Of.306 Piso 3º / Edificio Manhattan / Metro Estación Tobalaba (lado Norte) / Providencia - Santiago - Chile
Teléfonos: 02 - 334 15 66 / 231 01 76 / 234 22 83 / Fax:.02-233 67 38 / e-mail: contacto@ccmph.cl / www.ccmph.cl